Estación de Penitencia - Ilustre y Piadosa Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado y María Santísima de la Amargura. (Córdoba - España)

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Estación de Penitencia

La Cofradía

    Es la única cofradía en la cual el Paso de la Virgen antecede al del Señor. Cuando llevaba el orden normal, se producía una enorme desconexión entre el cuerpo de nazarenos de ambos pasos, debido a la ingente multitud de penitentes que acompañan a Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado que los separaban. Ese fue el motivo del cambio, así como  la consideración hacia el público que esperaba con enorme paciencia el paso de María Santísima de la Amargura.


    Sólo los dos primeros desfiles de la Cofradía, en 1942 y 1943, fueron realizados el Jueves Santo. A partir de 1944, constituida la Agrupación de Cofradías, pasó definitivamente al Domingo de Ramos. El recorrido comprende el itinerario parcial de salida, desde la Plaza del Cristo de Gracia, hasta el Itinerario Oficial a través de San Andrés y San Pablo. El de regreso, casi siempre se ha realizado por los mismos lugares que el anterior, aunque ha experimentado algunas variaciones en determinados años.

    Hay que hacer la excepción de los cuatros años en que el itinerario oficial se llevó a la Catedral, pues bien la ida o el regreso lo hicieron por Lucano, San Pedro, Puerta Nueva y Arroyo de San Lorenzo. Hemos de señalar que al establecer la Agrupación de Cofradías, en 1964, nuevamente por el centro el itinerario oficial, la Junta de Gobierno de la Cofradía, no conforme con tal resolución, quiso dar un testimonio de disconformidad realizando estación por el nuevo itinerario, pero añadiéndole después el de los alrededores de la Mezquita-Catedral. Por tanto, al llegar a la entonces Avda. del Generalísimo, siguió por la Victoria, Fleming, Campo Santo de los Mártires y Amador de los Ríos para dar la vuelta a la Santa Iglesia Catedral y seguir por Cardenal González, San Fernando, Diario de Córdoba y bajar a su templo por San Pablo. En una Junta de Gobierno posterior se realizó un informe negativo de tan largo recorrido, por lo que se desistió en continuarlo. Los argumentos esgrimidos fueron fundamentalmente dos: en primer lugar , la excesiva longitud y duración del doble itinerario, teniendo en cuenta la cantidad de penitentes, ancianos y niños, que acompañaban a la imagen; en segundo término, la deprimente soledad en que se habían encontrado al transitar los aledaños de la Catedral.

    Así pues, el clásico itinerario de la Cofradía es el que saliendo de la Plaza del Cristo de Gracia, cruza los barrios más cofradieros de Córdoba: San Lorenzo y San Andrés. Es una auténtica Vía Sacra, que atraviesa longitudinalmente la Ajerquía, hasta el itinerario oficial. Los lugares más típicos y de más fervor cofradiero por donde camina la hermandad son precisamente éstos, tanto a la ida como a la vuelta: Plaza de San Lorenzo, el Realejo, San Andrés... y sobre todo su recogida en la Plaza del Cristo de Gracia, es donde se alcanzan las máximas cotas de fervor popular. Las innumerables personas que lo han acompañado, más los devotos que acuden a encerrar los pasos, se congregan para despedir a las imágenes entre una serie ininterrumpida de saetas con el recuerdo siempre presente de María «La Talegona».

    En Noviembre del 2005, la Junta de Gobierno, decide modificar el itinerario, rompiendo por primera vez, en muchos años, el itinerario de ida a la Carrera Oficial, por lugares tan emblemáticos como son el Realejo y San Andrés, los cuales si acogerán a la Cofradía a su regreso al Templo. En las novedades de dicho recorrido se pudo contemplar, su paso por la Plaza de San Pedro, la Ermita de Nuestra Señora del Socorro, así como por la Plaza de la Corredera.

    En 2008, habiendo recibido peticiones por parte de los Hermanos, sobre el cambio del recorrido penitencial, y habiendo barajado esta Junta de Gobierno diferentes alternativas, se modifica el itinerario, volviendo a realizar el recorrido que hizo esta Cofradía en su primera Estación de Penitencia el Jueves Santo del año 1942, discurriendo por las calles:
       Plaza del Santísimo Cristo de Gracia, Frailes, Plaza de San Juan de Letrán, Montero, Compás de San Agustín, Plaza de San Agustín, Reja de Don Gome, Juan Rufo, Alfaros, Capitulares, Carrera Oficial, Plaza de las Tendillas, Diego de León, Alfonso XII, San Pablo, Plaza de San Andrés, Realejo, Santa María de Gracia, San Lorenzo, María Auxiliadora, Plaza Santísimo Cristo de Gracia.

   Será pues, a las 17:15 horas del Domingo de Ramos, cuando esta cofradía comience a realizar su Estación de Penitencia, teniendo lugar la entrada de la Cruz de Guía en Carrera Oficial, a las 21:02 horas y su entrada al Templo de los Padres Trinitarios alrededor de las 12:30 de la madrugada.

Paso Virgen
   Costaleros: 30    Cuadrilla: 54 Hermanos Costaleros.
   Capataz: .
   Contraguías:
   Exorno Floral: Claveles Blancos, Gladiolos Blancos y Flexia.
  
   Características.-
    El primitivo paso de la Virgen, sin palio, sirvió hasta 1959.
Debido a su deterioro hubo que abandonarlo y la Virgen dejó de salir hasta 1968, en que se estrenó el nuevo paso. Para ello la Hermandad había encargado al artista D. Juan Martínez Cerrillo un proyecto totalmente original en dicho paso se conjugaban dos artesanías típicamente cordobesas: la orfebrería y el cuero repujado. Se fue terminando a los largo de los años setenta.

    Así, el palio de cordobanes se acabó en 1973, y un año después se estrenaron los candelabros de cola. Pero en 1988, el techo y las bambalinas fueron sustituidos por otros de terciopelo azul confeccionados en los talleres cordobeses de Dña. Paquita Aguayo y D. Antonio Pozo. El motivo de esta sustitución se debió fundamentalmente a la rigidez del cuero, que hacía demasiado estático el movimiento del palio, aparte de su fácil deterioro. No obstante, la Hermandad conserva todas las bambalinas y el guadamecí de la Santísima Trinidad, que adornaba el techo de Palio, en su sede, con la finalidad de utilizarlos en los altares de cultos.

    Las andas actuales se estrenaron en la Semana Santa de 1996. Sus respiraderos son de metal cincelado por Angulo, de Lucena, con incrustaciones de guadamecíes, realizados por Martínez Cerrillo, con las figuras de los cuatro arcángeles en los frontales y los cuatro evangelistas en los laterales. El mismo artista realizó la peana forrada de cuero repujado. En 1994 estrenó la nueva peana revestida de terciopelo azul. La candelería consta de 80 piezas de metal procedentes de los talleres sevillanos Orfebrería Andaluza, estrenados en el año 2008. Lleva además un juego de jarras realizadas en los talleres Viuda de M. Rodríguez, de Sevilla. Los varales del palio, estrenados en 1978, se realizaron en los talleres cordobeses de Lama. En las capillas de sus basamentos figura el escudo antiguo de la Hermandad. Los faldones, al igual que el palio y el manto son de terciopelo azul. El exorno más usual está compuesto por orquídeas, gladiolos y claveles blancos.
  
    Así pues, el rojo de la saya y el azul del manto y palio contrasta con el blanco floral, constituyendo un conjunto armonioso. Es una prueba evidente de que la Hermandad cuidad con celo a la bella imagen de María Santísima de la Amargura, aunque esté un poco eclipsada por la devoción popular que atrae El Rescatado.

Paso Señor:
    Costaleros: 35    Cuadrilla: 85 Hermanos Costaleros.
    Capataz:
    Contraguías: .
    Exorno Floral: Claveles Rojos.

    Características.-
    El paso originario era de madera dorada con ornamentación barroca, rematado en las esquinas por cuatro cabezas de ángeles. En el centro de cada lado se encontraba una imagen , destacando la del frontal que era un San Rafael. Dicho trono era iluminado por cuatro grandes hachones.

    Pero en 1959 fue sustituido, por otro, espléndida obra, del más puro estilo barroco, realizado por D. Antonio Castillo Ariza. Es de madera dorada, aunque el dorado se realizó en varias etapas y consta de dos cuerpos: el inferior posee una capilla en el frontal representando la escena del rescate de la imagen a los infieles por los trinitarios. En los laterales hay sendas capillas con escenas pasionales: la flagelación y Jesús con la cruz a cuestas y la Verónica. El lado posterior presenta el escudo ducal de Medinaceli.

    El segundo cuerpo, a modo de calvario, sirve de peana al Señor, que lo sostiene a considerable altura. Es, por tanto, un magnífico trono concebido para tal imagen, la cual, al tener la mirada hacia abajo, encaja perfectamente en dicha posición elevada. El citado calvario lleva cuatro cartelas, con las figuras talladas de los evangelistas, en cada una de las cuatro caras. Ambos cuerpos están enmarcados, en las esquinas, con candelabros arbóreos con tulipas, que han sustituido a los originarios.

    Sin embargo, debido a su deterioro y al deseo de que sea llevado por costaleros, se realizó un nuevo paso para la Semana Santa del año 1997. El paso procesional se ha realizado bajo los siguientes criterios artísticos:

    El estilo de realización del paso es en barroco, caracterizado por la sinuosidad de formas, la abundancia de hojarasca y los grandes volúmenes. La mesa del paso se ha realizado en madera de pino de flandes, y en madera de cedro de alta calidad tanto los respiraderos como la canastilla del paso. La iconografía y motivos alusivos que se plasman en el paso son los siguientes :

    En la canastilla del paso:
    Van centradas 4 capillas de 80 cms. aprox. de altura, representando en volumen (bulto redondo) y grandes relieves, policromados y estofados, las siguientes escenas : el rescate de Jesús Rescatado (frontal), la presentación de Jesús al pueblo (lateral dcho.), la Crucifixión (lateral izqdo.) y la Stma. Trinidad (trasera).

    Las figuras de los cuatros evangelistas van situadas en las esquinas de la canastilla, con sus tetramorfos respectivos.

    Situados en las zonas entrantes de la canastilla, policromados y estofados, van situados los 4 santos trinitarios, S. Félix de Valois (lateral izqdo. delantero), S. Juan de Mata (lateral dcho. delantero), Miguel de los Santos (lateral dcho. trasero) y S. Juan Bautista de la Concepción (lateral izqdo. trasero).

    Existen situados 10 puntos de luz, con pequeños brazos arbóreos tallados, repartidos en paralelo a los costeros del paso, y la disposición para 4 grandes faroles.

    El resto de la decoración de la canastilla se completa con la simbología pasionista (dados, martillo y tenazas, escaleras, clavos, corona de espinas...) situada a los lados de los santos trinitarios, de delante a atrás y de izquierda a derecha, ofreciendo una lectura gráfica de la Pasión.

    En el respiradero del paso :
    Aprovechando la intersección de una moldura que insinúa al escudo trinitario, figuran 12 medallones policromados (4 por cada lateral, 2 traseros y 2 delanteros) con altos relieves en los que van ubicados los 10 apóstoles a cuerpo completo (todos a excepción de Lucas y Juan), tras los cuales se alzarán las fachadas de los templos cordobeses en los que se les rinde culto y en la parte frontal del respiradero se sitúan 2 medallones en los que se representan policromadas a Ntra. Señora de Gracia y la Virgen de la Fuensanta, delante de sus respectivos templos.

    En la parte central de cada uno de los laterales, hay situadas unas placas, con la siguientes heráldica policromada: escudo de la Hermandad (frontal), escudos de la Orden Trinitaria (laterales), escudo de Córdoba coronado por el Arcángel San Rafael (exento) en la parte trasera.

    Como nexo de unión entre canastilla y respiraderos hay un moldurón sobre el que se talla una cadena, en la que va 2 grilletes en la parte delantera, 2 en la trasera y 2 en cada costero. De dicha moldura salen las cuatro maniquetas.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal